El Ayuntamiento confirma que no conoce la corte de las fiestas de San Enrique

Tras solicitar la documentación relativa a la polémica elección de la corte de las fiestas de San Enrique, el Ayuntamiento de San Roque ha confirmado que no participa, sufraga ni participa en ninguna elección ni tiene constancia de que existan bases de la misma.

De este modo zanja la polémica sobre la supuesta ilegalidad de la elección de la Reina de las fiestas, sobre la que surgieron dudas en torno a su posible empadronamiento temporal en el núcleo para acceder al puesto.

Según SRV, “de la respuesta del Ayuntamiento de San Roque se deduce que no es necesario cambiar de padrón, ni tener edad específica para poder ser parte de la corte de esas fiestas, por lo que sería absurdo cambiar de domicilio siquiera. Oficialmente es legal que se presente a la corte cualquier ciudadano sea del lugar que sea y tenga la edad que tenga, porque el Ayuntamiento no se implica en la elección, sólo paga los gastos, y no conoce siquiera quiénes forman parte de la corte“.

Dada la falta de implicación del Ayuntamiento, según su respuesta oficial, “en esas fiestas no existe impedimento alguno para que las damas y/o reinas residan en San Enrique, en Algeciras o Barcelona. Tampoco existe límite de edad ni número para las mismas, ya que al parecer el Ayuntamiento contrata un montaje y actividades independientemente de quién pase por allí“, informaron.

Debido a la cantidad de núcleos dispersos que tiene San Roque, y el trato igualitario que es de esperar para todos, es de suponer que en las demás zonas donde hay fiestas locales tampoco existe límite alguno para quienes quieran presentarse a las respectivas cortes, por lo que se anima a las personas interesadas a que, si no tienen suerte en una, prueben en las demás, incluso durante varios años, al no existir límites oficiales para el Ayuntamiento.

Sobre sanroquevivo 18 Artículos
Asociación San Roque Vivo

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*